Todo listo para el pago de la primera cuota al Club de París

Se trata de la cancelación de un vencimiento por 650 millones de dólares. Los fondos saldrían de las reservas del Banco Central.

El gobierno nacional tiene todo listo para realizar el pago de 650 millones de dólares al Club de París. Así lo confirmó ayer una fuente oficial ante la consulta de este diario. La fuente indicó que “no existe ninguna duda respecto de la cancelación de la primera cuota del acuerdo con el Club de París”.

La Argentina cerró a fines de mayo pasado un acuerdo para el pago de 9500 millones de dólares en deudas impagas desde 2002 a un grupo de 19 países que forman parte del Club. Ese acuerdo incluyó que la primera cuota, de 650 millones de dólares se abonaría a fines de julio. El convenio lo firmaron el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular de ese Club, Ramón Fernández.

La fecha vino a coincidir con otra que al momento del cierre del acuerdo, realizado en París, no estaba en el calendario. Es que pasado mañana vence el plazo de gracia para la cancelación de la renta de un bono Discount por 800 millones de dólares y cuyo primer vencimiento se dio el 30 de junio pasado. El bono en cuestión tiene 30 días de gracias, tras lo cual cae en default. La Argentina pagó la totalidad de la renta, pero el juez de Nueva York Thomas Griesa logró bloquear el giro de 532 millones de dólares, destinados a bonistas asentados en Estados Unidos, Europa y Japón. Esa decisión de Griesa es parte del juicio de los fondos buitre a la Argentina.

Tan importante como esta definición fue la que hizo en ese mismo momento el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, quien consultado sobre la modalidad del pago, confirmó que se realizará con reservas internacionales.

El pago al Club de París se hará a través de las reservas del Banco Central. En ese sentido hubo especulaciones acerca de la posibilidad de que el desembolso surgiera de un préstamo de divisas desde el exterior, al estilo del recientemente firmado con China, una de las cuales mencionó un giro desde Francia, pero nunca hubo mayores precisiones al respecto.

La confirmación del pago no hace más que consolidar una orientación que ya estaba firme en el gobierno nacional. Un mes atrás, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había comunicado que, independientemente del resultado del litigio con los fondos buitre, el país le abonaría al Club de París los U$S 650 millones del primer pago de la deuda. En ese momento, Capitanich enfatizó que “el conflicto con los fondos buitre no afecta las negociaciones con el Club de París”, por lo que “en julio” el gobierno pagará la primera cuota, de U$S 650 millones. Como contrapartida, Capitanich recordó que “los acuerdos desde el punto de vista de las inversiones extranjeras directas se respetan claramente en virtud de los compromisos preexistentes”, y explicó que las inversiones extranjeras llegarán de los países que conforman el Club: “El cronograma de los acuerdos son 64 contratos que se van a suscribir conforme al acuerdo global”.

Tan importante como esta definición fue la que hizo en ese mismo momento el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, quien consultado sobre la modalidad del pago, confirmó que se realizará con reservas internacionales. “No se preocupen, el día en que se pague, las reservas van a caer”, dijo Fábrega al señalar que la estrategia del Ministerio de Economía “es un mecanismo de relojería” complejo y que “el Central va a estar” cuando se necesiten las divisas para realizar los pagos.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp