Un bebé de diez meses muere electrocutado en una vivienda de Tucumán

 

Un bebé de diez meses murió electrocutado al tocar un cable alargador que conectaba un frezeer a un enchufe, dentro de su casa donde vivía junto a sus padres, al este de la capital tucumana.

La escena fue descrita a los uniformados por Claudia Figueroa, de 44 años, abuela del bebé fallecido.

El nene fue llevado de inmediato al policlínico Santa Rita, donde se le practicaron técnicas de reanimación.

Pero todo fue en vano, por lo que Beatriz Velárdez, médica de guardia, confirmó el deceso del infante.

El infortunado niño vivía con sus padres en una casa del barrio La Cerámica, en esa localidad del este tucumano. (Tucumán a las 7)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp