Más de 25 mil familias viajaron a Chile a comprar tecnología y ropa más baratas