La impresionante historia del “Tata” Brown en la final de 1986