Por el coronavirus, los bonos del Tesoro de Estados Unidos tocan su mínimo rendimiento desde 2016

El temor ante la propagación del coronavirus en Europa, donde seis personas ya murieron a causa del virus en Italia y miles fueron aisladas para evitar contagios, desató la demanda de títulos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos y arrastró su rendimiento a su nivel más bajo desde 2016.

En la misma línea, la búsqueda de refugio llevó a la caída de los índices bursátiles a nivel mundiales, mientras que los futuros de S&P perdieron un 2,6%, la mayor cantidad en seis meses.

Desde inicios de este año que el rendimiento de los bonos Estados Unidos a 10 años cayó más de 50 puntos básicos mientras que el bono a 30 años, usual refugio de inversores ante situaciones adversas, registró este lunes un mínimo histórico en su rendimiento.

A tal punto llegó la alarma por la propagación del coronavirus (Covid-19) que analistas de mercado citados por Bloomberg aseguran estar preparando modelos en base a otros trastornos importantes, como los ataques terroristas en Estados Unidos en 2001 o la crisis financiera global de 2008.

El alza en la demanda de títulos estadounidenses anticipa que las señales de repunte para la actividad económica mundial que se vieron a finales del año pasado podrían haber sido un espejismo, coincidieron los especialistas.

En consecuencia, a medida que los inversores reducen las estimaciones de crecimiento, las expectativas de recortes de tasas de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) también se han acelerado.

La próxima reunión para definir la tasa de política monetaria de la FED está estipulada para el próximo 17 de marzo, donde podría optar por reducir el costo del dinero ante la baja de liquidez del dólar.

Sin embargo, analistas de mercado opinaron en las últimas horas que podría llegar a adelantar esa fecha ante la fuerte demanda de los bonos de Estados Unidos y así evitar una desaceleración del crecimiento de la economía norteamericana.

Por su parte, en Europa, la búsqueda de cobertura de inversores que se anticipan el impacto económico que tendrá el virus en el mercado mundial, llevó también a que el rendimiento de los bonos de Alemania cayera por debajo del 0% por primera vez desde octubre.

En consecuencia, el monto invertido en títulos con rendimiento negativo -por el cual los inversores podrían tener que pagar por el privilegio de mantenerlos hasta su vencimiento- alcanza actualmente casi los US$ 14.000 millones, según consignó Bloomberg.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *