Recibieron a piedrazos al plantel de Olimpo llegando a la cancha de Quilmes