sábado, mayo 18, 2024
Golazo HDNacionales

A un paso de un histórico playoff entre argentinos

Si San Antonio le gana hoy a Los Angeles Clippers, en las semifinales de la Conferencia Oeste se cruzarán Ginóbili y Prigioni.

Ambos suman 74 años y construyeron muchos de los momentos más ricos de la historia del básquetbol argentino. Pablo Prigioni y Emanuel Ginóbili, con 37 abriles cada uno, se lucen en la NBA, la liga más importante del mundo. Y ambos podrían aportar un nuevo capítulo sagrado si se enfrentan en las semifinales de la Conferencia Oeste. Para ello, San Antonio, donde juega el bahiense, deberá derrotar hoy a Los Angeles Clippers en el sexto duelo de la primera ronda de los playoffs.

Los Rockets, un equipo en el que todo gira alrededor de James Harden, el jugador franquicia, ya se encuentran en las semifinales tras dejar en el camino a Dallas, uno de sus clásicos rivales, por un contundente 4-1. En el quinto y último partido de esta serie, los conducidos por Kevin McHale vencieron a los Mavericks por 103-94, con 28 puntos, 2 rebotes y 8 asistencias de Harden. Pero uno de los puntos más destacados es el trascendental rol que asumió Prigioni en Houston, desde su llegada de Nueva York.

El base cordobés, en su tercera temporada en la NBA, tuvo un promedio de más de 20 minutos por partido en la serie ante Dallas y cerró el último encuentro dentro de la cancha, para terminar con 5 puntos, un rebote y una asistencia. De esta manera, el jugador de la Selección argentina disputará por segunda vez una semifinal de conferencia, tras la alcanzada en 2013 con los Knicks, cuando se midió ante Indiana.

La situación de Ginóbili es completamente diferente. El cruce entre los Spurs y los Clippers resume a la perfección lo que fue en los últimos años y lo que es hoy la Conferencia Oeste, en la que cuatro de los ocho equipos que se clasificaron a los playoffs finalizaron con similares registros de triunfos y derrotas.

Los Spurs, últimos campeones de la NBA y que terminaron en la sexta ubicación, conquistaron el martes un triunfo relevante en Los Angeles. Después de caer en el cuarto partido, en San Antonio, el conjunto texano se recuperó fuera de casa y derrotó a los Clippers por 111-107.

Si bien el aporte ofensivo de Manu no es el mismo de las últimas temporadas, el escolta ganador de los anillos de 2003, 2005, 2007 y 2014 sigue sumando sólidas producciones junto al legendario Tim Duncan, quien sobresalió ante los Clippers en los cinco encuentros. En la victoria del martes, Ginóbili colaboró con 14 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias en 18 minutos. Hoy, los dirigidos por Gregg Popovich buscarán una nueva semifinal de conferencia para quedar entre los ocho mejores de la NBA.

Prigioni descansa y aguarda a su compañero y amigo para la siguiente instancia. La pelota están en manos de San Antonio, el campeón que sabe de presiones y que, como el viento, es viejo pero todavía sopla. Vaya si sopla.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *