Boca y el regreso de Riquelme fueron mucho para Olimpo

El enganche no estuvo en su plenitud física, pero decoró el marcador de penal, a falta de cinco minutos; se retiró ovacionado por toda la Bombonera.

Faltaban 5 minutos para que terminara el partido y la fiesta era incompleta en la Bombonera: faltaba el gol de su hijo pródigo. Con la sanción del penal, Juan Román Riquelme fue directamente a buscar la pelota. Ejecutó con clase, puso el 2-0 que selló el triunfo deBoca y, al minuto siguiente, dejó la cancha en medio de una ovación para el recuerdo.

Riquelme volvió a jugar como titular luego de 101 días -24 de noviembre del año pasado, ante All Boys, su última presentación- y, en su partido número 200 con la camiseta de Boca, lideró al conjunto xeneize a un triunfo necesario, sobre todo para su padre futbolístico, Carlos Bianchi .

decorando el resultado. Pero, como contracara, demostró que no está ni cerca del 100% de su forma física. Por eso Bianchi lo quería llevar de a poco, aunque la situación crítica de Boca exigía que el N°10 jugara desde el arranque.

Román casi completó los 90 minutos y Boca ganó. Eso es lo que importa en lo inmediato, pero no soluciona los problemas que arrastra en su conjunto el equipo de Bianchi.

Tras el partido, Riquelme dijo a la TV Pública: “[Lo más importante es] que ganamos. Yo estoy contento, estoy bien. Tuve una lesión importante. He vuelto más rápido de lo que pensábamos. Tuve la suerte de ayudar a mi equipo y pudimos ganar. El equipo hizo un buen trabajo.”

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *