Confirman nuevo caso de viruela símica en Argentina

Un argentino de 34 años, que reside en Dinamarca y está de visita en la provincia de Buenos Aires, es el séptimo caso de viruela símica en la Argentina, donde solo uno del total de casos es una persona sin antecedentes de viaje, informó el Ministerio de Salud.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán” confirmó que dio positivo de esa enfermedad un argentino de 34 años que reside en Dinamarca y se encuentra de visita en la provincia de Buenos Aires.

Síntomas y diagnóstico positivo

La persona comenzó a presentar síntomas compatibles con la enfermedad el 21 de junio, seis días después llegó a la Argentina y el 29 realizó una consulta médica en hospital público de provincia de Buenos Aires.

El diagnóstico fue confirmado el jueves y el paciente fue asistido en forma ambulatoria, con buena evolución y actualmente se encuentra en buen estado de salud.

Desde el 27 de mayo hasta el momento se confirmaron en el país siete casos con esta enfermedad, seis de ellos con antecedentes de viaje.

Números mundiales

A nivel mundial, al 4 de julio se han reportado 6.027 casos confirmados en 59 países, de los cuales el 81% se notificaron en Europa (4.920), 15% en América (902), 2,8% en África (173) .

Menos del 1% se notificaron en las regiones del Mediterráneo Oriental y en el Pacífico Occidental (32). Al momento, fallecieron tres personas en Nigeria (1) y en la República Centroafricana (2).

Datos de la enfermedad: cómo se contagia

La viruela símica se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, partículas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama o utensilios.

En el actual brote en distintos países no endémicos, los cuadros clínicos son leves y la mayoría presenta -de la misma manera que los casos detectados hasta ahora en Argentina– lesiones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo genitales o el área perigenital,

Esto indica que la transmisión probablemente ocurra a través del contacto físico cercano (cara a cara, piel con piel, boca a boca y contacto sexual).

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, muscular o de espalda, inflamación de ganglios y cansancio.

Fuera del continente africano los casos se pueden presentar en forma atípica ya sea con una o pocas lesiones, e incluso se han notificado casos con ausencia de ellas

Estas lesiones comienzan en el área genital o perineal/perianal y no se extienden más; aparecen en diferentes etapas (asincrónicas) de desarrollo; y surgimiento de lesiones previas a la aparición de ganglios linfáticos inflamados, fiebre, malestar general u otros síntomas.

Los modos de transmisión durante las relaciones sexuales siguen siendo desconocidos.

Las medidas de prevención incluyen evitar el contacto estrecho con casos confirmados y con personas que tengan síntomas compatibles.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp