Asesinan a una presa en una pelea en una cárcel de La Plata

Una presa detenida por promoción, facilitación y explotación de la prostitución fue asesinada por otra interna, durante una pelea en una celda de la cárcel de mujeres de Melchor Romero, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Según informaron fuentes oficiales al diario El Día, una de las internas habría asesinado con un arma blanca a una mujer de 55 años, identificada como Daniela Lidia Dublores, tras provocarle un profundo corte en el cuello.

El sangriento hecho tuvo lugar en la celda 1 de la Sala 3 del anexo femenino.  El caso fue caratulado como “homicidio”, e interviene en la causa la fiscal Cecilia Corfield.

La titular de la UFI Nº 15 de La Plata se dirigió hasta el penal y, junto a su equipo, relevó información de testigos y se puso al corriente del hecho. Hasta el momento no trascendió el móvil del crimen.

Las personas que presenciaron el homicidio apuntan contra una mujer de 27 años, compañera de celda de la víctima.

En este marco, se iniciarán sumarios administrativos a los guardias que estaban al cuidado de las detenidas.

Por qué estaba detenida Dublores

La víctima había sido detenida en el año 2020 y estaba acusada de promoción, facilitación y explotación de la prostitución de mayores agravada. El operativo de captura se llevó a cabo en julio de ese año, por la Policía Federal, junto con el departamento judicial de San Nicolás.

Al momento de la detención, la acusada se encontraba junto a una de las víctimas de apenas 18 años, la cual días atrás había sufrido convulsiones y tuvo que ser trasladada al hospital.

La joven fue asistida por profesionales del Centro de Asistencia a la Víctima, dependiente del Ministerio Público Fiscal. Las investigaciones concluyeron en que Dublores le alquilaba un cuarto, pero ante cada acto sexual se quedaba con la mitad de lo cobrado.

Las ofertas llegaban a través de un grupo de Facebook, con un servicio que rondaba entre 3.000 y 5.000 pesos la hora.

Daniela Dublores no sólo se quedaba con la mitad del importe, sino que también debían pagarle los gastos diarios de alimentos y elementos de higiene. También trascendió que una de las habitaciones de la casa era alquilada presuntamente a un oficial de policía que presta servicio en una localidad cercana.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp