"Crear empleo no es magia"

“Si no hubiéramos sido capaces de crear seis millones de puestos de trabajo en la última década” la Argentina sufriría “la misma problemática que está sacudiendo al mundo entero con la exclusión de millones de trabajadores”, aseguró la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner.

En un artículo de opinión publicado hoy en el diario Tiempo Argentino, la titular de la cartera social recalcó que “los empleos no nacen ni tampoco desaparecen inesperadamente, responden a procesos y modelos políticos definidos. O se crean empleos o se destruyen”.

En ese sentido, la funcionaria aseguró que “las escuelas económicas neoliberales han formado verdaderos lobbystas que aparecen diseñando un mundo para unos pocos”.

“Los bancos nunca quiebran, sí los países y su gente”, subrayó.

Por esto, expresó que “es necesaria una reflexión de la misión de los Estados en la coyuntura actual, definiendo prioridades y estrategias”.

“¿De qué sirve declamar la democracia y las libertades si no se aseguran los Derechos Humanos y sociales, como el derecho al trabajo digno, que construye y nos construye?”, se preguntó.

Tras citar el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que señala que más de 200 millones de personas en el mundo no tienen empleo y 1.500 millones no tienen contrato de trabajo y ni seguridad social, Alicia Kirchner remarcó que “un mundo que promueve el trabajo envilecido como costo es inhumano”, y definió al desempleo como “desesperanzador” pues
“condena al ser humano a la pobreza y a la indigencia marginal”.

En la misma línea, recordó el mensaje del papa Francisco a la 193ª Conferencia de la OIT diciendo que “el desempleo está expandiendo las fronteras de la pobreza, y este hecho puede ser particularmente descorazonador para los jóvenes”.

“Por todo ello en nuestro país importa defender a rajatabla lo que conseguimos entre todos. Y acrecentarlo. Nadie regala nada y un país no crece y se sustenta sólo por sus gobernantes sino con el acompañamiento del pueblo”, sostuvo la ministra.

“El trabajo en negro no produce movilidad social, sí enanismo fiscal”, aseveró.

“En Argentina hemos naturalizado ver a cientos de trabajadores y trabajadoras todas las mañanas en las terminales ferroviarias y nos olvidamos de que a principios de 2000 ni siquiera había voluntad de buscar un trabajo ausente“, ponderó la funcionaria.

“Nosotros elegimos, privilegiamos, la centralidad del trabajo, pues como dijo Cristina Fernández de Kirchner en su mensaje especial para la juventud: Pueden tener el orgullo de pertenecer a un colectivo político que no paga deuda con el hambre del pueblo sino con la inclusión social del pueblo argentino“, concluyó.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp