Creen que el trabajador rural asesinado en Cabildo conocía al acusado del ataque

El fiscal de la Unidad Fiscal de Homicidios de Bahía Blanca que investiga el crimen de un trabajador rural de 43 años asesinado a golpes en el interior de una vivienda rural de Cabildo, aseguró hoy que existen “serios indicios de que se conocían de antes” y dijo que en un allanamiento al domicilio del imputado lograron secuestrar elementos de interés para la causa.

El fiscal Jorge Viego explicó esta mañana en diálogo con la prensa local que tras detener a un joven que tenía el vehículo sustraído a la persona asesinada, los efectivos realizaron un procedimiento en cercanías al domicilio del imputado y encontraron una caja de herramientas que podría pertenecer a la víctima.

Viego dijo que la investigación se inició el domingo por la noche cuando tomaron conocimiento del homicidio y concurrió al lugar junto a personal policial para realizar las pericias correspondientes.

Allí encontraron un ticket de una carga de combustible realizada durante el sábado en una estación de servicio ubicada en la intersección de las calles Lainez y Provincias Unidas y, en base a ello, el fiscal dispuso obtener las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona.

En ellas se observó el vehículo de la víctima que se dirigía hacia una persona que se encontraba tomando cerveza en la vía publica, con quien se retiró del lugar.

A partir de ello, Viego dispuso la búsqueda del vehículo en las inmediaciones y lo localizó en la calle Castelar al 2200, donde se montó una vigilancia encubierta a la espera de que alguien lo retirara.

Los voceros indicaron que el lunes por la noche un sospechoso se acercó hasta el vehículo, lo abrió con la llave y, en ese momento, fue detenido.

Según los voceros, al momento de la detención, el sospechoso se autoincriminó al referir que “se le había ido la mano” había matado a “fierrazos” al trabajador, según contaron las fuentes del caso.

Tras ello, los policías allanaron el domicilio del sospechoso, ubicado en calle Indiada al 300 y, además, realizaron un amplio rastrillaje en la zona circundante a la vivienda, precisaron las fuentes.

Como resultado del procedimiento, los efectivos hallaron diversos elementos, entre ellos el teléfono celular de la persona aprehendida y una caja de herramientas que se encontraba en el interior de un caño del desagüe pluvial, la que se investiga si pertenecía a la víctima.

Al ser consultado sobre si estaba probado un vinculo entre el sospechoso y la víctima, el fiscal dijo que tienen “serios indicios de que se conocían de antes” y que “podía haber una relación entre ambos”.

La víctima, identificada como Juan Matías Pereyra (43), fue hallada muerta a golpes la noche del domingo por la policía en una vivienda del establecimiento agropecuario “El Amanecer”, ubicado unos cinco kilómetros de casco urbano de la localidad de Cabildo.

Las fuentes indicaron que la intervención policial se inició a partir de que un conocido de Pereyra alertara a la policía que no tenía noticias suyas pese a que le había enviado varios mensajes por teléfono.

“En el lugar se halló sin vida al cuidador del campo, quien a simple vista presentaba un golpe en la cabeza, al parecer con un objeto contundente”, explicó una fuente policial.

Un investigador consultado señaló que la autopsia llevada a cabo en el día de ayer determinó que el trabajador rural falleció por “destrucción de masa encefálica por herida contusa múltiple en cráneo” en el contexto de “homicidio”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp