miércoles, febrero 21, 2024
Golazo HD

El fuerte mensaje que dio el vestuario del Barcelona

La inesperada eliminación de la Liga de Campeones en manos de la Roma de Italia provocó un temblor en Barcelona. Tanto que su entrenador, Ernesto Valverde, de buen temporada a ocho meses de haber llegado a su cargo, comenzó a tambalear. Parte de la directiva del club catalán comenzó una movida para sacarlo de su cargo, pero todo cambió en las últimas horas: Lionel Messi y compañía dieron la cara en la final de la Copa del Rey y además están en la puerta del título de Liga. Todo para que el DT tenga el aire fresco que se merece.

En España la prensa habla de un “golpe de estado” frustrado en contra del entrenador. Sport, diario deportivo de Barcelona, publica que hubo “movimientos subterráneos para moverle la silla al entrenador horas antes del partido” del sábado frente al Sevilla, que terminó con una goleada por 5-0.

Esos movimientos vendrían desde un sector de la directiva del Barcelona, apoyado también por una porción de la prensa. A Valverde se le critica el planteo conservador que utilizó en la revancha con la Roma, que decretó la eliminación del Barsa en cuartos de final de la Champions, luego de haber ganado por 3-1 la ida.

“Soy consciente de que en los grandes equipos cuando hay una eliminación hay un cataclismo. Tienes un fallo y parece que todo se marcha por la borda“, había dicho el propio Valverde, tras ese partido.

Otra de las críticas del DT refiere a la poca rotación que utilizó teniendo en cuenta que la Liga ya la tenía en el bolsillo, sin priorizar la Champions.

Pero las críticas desaparecieron después de la exhibición del sábado y quedarán en el pasado si el domingo vence al Deportivo La Coruña como visitante y obtiene una nueva liga, en la que aún se mantiene invicto, tras 33 partidos.

Messi y sus compañeros fueron los responsables de eliminar todas críticas al entrenador, al que no le reprochan nada de lo ocurrido. Al contrario, los jugadores, dicen, estaban molestos con los reproches externos al DT, sabiendo que la responsabilidad por la caída había sido compartida. “El sábado los jugadores fueron los primeros en alegrarse por el técnico”, publica Sport.

Lo cierto es que Valverde debió tomar este Barcelona en medio del golpe que significó la salida de Neymar del equipo. Sin vislumbrar como otros años, consiguió un equipo más sólido, que lo llevó al presente de hoy. Ya tiene un título, puede sumar su segundo el fin de semana y aunque parezca increíble, si el Real Madrid no festeja en la Champions, el año cerrará con un balance positivo para el Barcelona.

Fuente: Clarín

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp