El rugbier atropellado por su novia tenía 1,8 gramos de alcohol en sangre

 

El rugbier sanrafaelino Genaro Fortunato, quien murió aplastado por el auto de su novia en la puerta de un bar, tenía 1,8 gramos de alcohol en sangre, según indicó la pericia realizada en su cuerpo.

Mientras tanto su novia Julieta Silva tenía 0,7 gramos de alcohol en sangre en el momento que manejaba su auto, con el que atropelló a Genaro.

La ley provincial permite a conductores de autos circular hasta con 0,5 gramos de alcohol en sangre.

Además, los estudios toxicológicos dieron negativo en drogas para ambos.

Aun falta que se termine de realizar la pericia mecánica de Policía Científica, quien debe entregar un informe completo y detallado a la fiscal Andrea Rossi, quien luego podrá determinar una fecha para hacer la reconstrucción del hecho.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp