“Hay inconvenientes, pero no se cayó un techo”

Esto afirmó Cesar Comesaña, desde el Hospital Penna, contando la realidad de lo sucedido con el techo de la sala de Neonatología.

“Se dio la caída de lo que se denomina un techo suspendido (de poco peso) en el sector de psiquiatría el día de la tormenta y los fuertes vientos. Es una sala vieja del edificio antiguo, del pabellón viejo del hospital. Es una zona donde los drenajes de agua no funcionan ya que están mal diseñados desde el año 30., no se logra evacuar el agua, hay que hacer una corrección allí. Siempre que llueve, pasa esto”.

“Hay una serie de inconvenientes en infraestructura, hay dos cuestiones. Uno es verdad y el otro es el que se intenta mostrar, de manera catastrófica, que yo no lo oculto pero la planteo desde un punto de vista mas realista. No se cayo un techo, hay fallas de infraestructura de muchos años que quizás no se  arreglaron a tiempo, pero también hay una exacerbación de lo que se cuenta. Es imposible que se caiga el techo de Neo”.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *