Juanfer Quintero llega el lunes al país para sumarse a River

Al final, el sueño se hizo realidad. Juan Fernando Quintero se convertirá en el tercer refuerzo de River tras las negociaciones con Tomás Pochettino (Austin FC) y Emanuel Mammana (Zenit) de cara a la próxima temporada. Y claro, lo que facilitó la operación es el inminente anuncio de su libertad de acción de Shenzhen FC, inmerso en problemas económicos y obligado a desprenderse de varios jugadores, por falta de pago.

Quintero está viajando por estas horas a Colombia, donde se reencontrará con su familia, y el lunes 10 de enero arribará a Argentina para realizarse la revisión médica y estampar su firma en Núñez, si todo sale bien desde lo físico. Justo el mismo día en que la delegación partirá rumbo a San Martín de los Andes para iniciar la pretemporada.

Está claro que los dirigentes de River se movieron rápido en este mercado de pases y con muy poca plata accedieron a jugadores que eran difíciles de contratar en medio de la crisis económica mundial por el Covid-19. En este caso, el colombiano no viene de vacaciones ni a negociar, sino a jugar. Contratos con futbolistas en libertad de acción, una vía absolutamente beneficiosa para el “Millonario”.

Lo que todavía resta saber es si Quintero trabajará inmediatamente a las órdenes de Marcelo Gallardo o si se quedará en el predio de Ezeiza a la expectativa de los compromisos de su seleccionado (el 16 de enero enfrenta a Honduras en un amistoso en la ciudad de Fort Lauderdale, Florida, el 27 de enero recibe a Perú por las Eliminatorias Sudamericanas y el 1 de febrero visita a la Selección Argentina, también por las Eliminatorias).

El cuerpo técnico de Reinaldo Rueda le sugirió a Quintero que se buscara una liga más competitiva y con menos problemas de aislamiento por Covid-19 para poder ser prestado a la selección de Colombia, por ahora cuarta y clasificada al Mundial de Qatar 2022 con 17 puntos.

CÓMO LLEGA FÍSICAMENTE

Quintero viene entrenado y en competencia, aunque no jugó mucho en el último tiempo porque los dirigentes chinos ya sabían que lo iban a dejar libre. La vida en el país asiático fue realmente muy compleja para él: estuvo más encerrado en los hoteles que en los entrenamientos y eso no le servía. Por ese motivo, el futbolista se va resignando una deuda de un millón de dolares en Shenzhen FCDesde lo futbolístico, a River le cierra por todos lados, dejando de lado que fue él mismo el que motorizó su regreso y dejó abierta la puerta para que vuelvan otros en esta temporada, como Roberto Pereyra para la Copa Libertadores 2022.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp