La ex de Hollande publicó un libro que sacude a la política francesa

Escrito por la periodista Valérie Trierweiller, el libro cuenta detalles de su relación con el mandatario y revela que el líder socialista detesta a los pobres, se convirtió rápidamente en un fenómeno de venta y desató un revuelo político en Francia.

El libro publicado hoy por la periodista Valérie Trierweiller, ex mujer del presidente francés, Francois Hollande, donde cuenta detalles de su relación con el mandatario y revela que el líder socialista detesta a los pobres, se convirtió rápidamente en un fenómeno de venta y desató un revuelo político en Francia.

La ex primera dama, de 49 años y periodista del semanario Paris Match, convirtió su libro “Merci pour ce moment” (Gracias por este momento) en el primer día en las librerías en un suceso de ventas y promete agotar rápidamente la primera edición de 200.000 ejemplares, asestando el golpe más duro a Hollande en sus dos años y medio de mandato.

Pero sobre todo, el libro cuenta con una frase que promete marcar la presidencia de Hollande.

“Él se presenta como un hombre que no ama a los ricos. En realidad, el presidente no ama a los pobres. Él, un hombre de izquierda, les dice en privado ‘los desdentados’, muy confiado en su sentido del humor”, revela Trierweiller en su libro, donde describe al presidente francés como “un pequeño burgués de provincia”.

Miles de franceses comienzan a sacarse fotos con sus dientes pintados de negro para aparentar estar desdentados y subirlas a las redes sociales, donde surgieron numerosos movimientos de “Sin dientes”, desde agrupaciones de izquierda, conservadoras, nacionalistas u organizaciones LGBT (minorías de género), que rápidamente buscaron ampararse del potencial de la frase del presidente.

Inclusive, un grupo de Facebook llamado “Les Sans-Dents” convocó para mañana a la tarde a una manifestación frente al palacio presidencial del Elíseo para mostrar su indignación. En pocas horas, más de 3.000 personas se inscribieron a la convocatoria.

Los principales medios dedicaron hoy entre dos y tres páginas al tema, pero sólo Le Parisien publicó la noticia en su portada con una foto del jefe de Estado y su ex mujer y una sola palabra: “Patético”.

Mientras que el diario económico Les Echos califica como el “golpe de gracia” para Hollande y que su frase “les sans-dents” (los desdentados), “será difícil de olvidar y promete marcar su gobierno”.

“Los desdentados, la expresión de Hollande que sorprende al mundo político”, tituló, por su parte, el diario Le Figaro al considerar que la revelación “se introduce en el debate político a pesar de ser una historia personal”.

“Eso es cualquier cosa, una tontería. Hay que ser serios, es lo contrario a su identidad política”, defendió a Hollande hoy la ministra de Ecología y Energía, Ségolene Royal, también ex pareja del actual presidente durante 30 años y madre de sus cuatro hijos.

“No amerita hablar más de este tema, porque es bajar el debate. Cuando uno ejerce una función publica no puede dejar desviarse”, agregó Royal en el canal privado de noticias BFMTV.

Justamente, en su libro Trierweiller afirma que Hollande “quiso destruir la carrera política de Ségolene Royal”, ex candidata presidencial por el PS en 2007.

“Es un ataque, pido dignidad y respeto por la figura presidencial. La mezcla de la vida publica y privada rebaja el debate”, remarcó este mediodía el premier Manuel Valls ante la prensa.

“Gracias por este momento” relata a lo largo de 320 paginas la vida de Trierweiller en el Elíseo entre mayo de 2012 y enero de 2014 junto a Hollande, cuando se separó del mandatario tras develarse su amorío con la actriz Julie Gayet.

Pareja de Hollande durante nueve años, Trierweiller no escatimó en su cruel descripción del presidente galo, a quien tildó de “cínico, egoísta, carente de sensibilidad, táctico y calculador” y su libro promete seguir erosionado la ya desgastada figura del mandatario socialista, que cuenta con un 16% de imagen positiva.

De esta forma, Hollande, de 60 años, quien había prometido al asumir el poder que seria “un presidente ejemplar” y que no iba a mezclar su vida privada con las funciones para diferenciarse de su predecesor, Nicolas Sarkozy (2007-2012), ve como su vida intima le agrega un nuevo dolor de cabeza suplementario.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp