Realizaron jornada de recolección de colillas de cigarrillos en la Plaza Rivadavia

El pasado sábado se realizó la jornada de recolección de colillas de cigarrillos en la Plaza Rivadavia, organizada por integrantes del voluntariado de Educación Ambiental, impulsado por la Subsecretaría de Extensión Universitaria junto a la organización “Yo Limpio Bahía”, embajadora desde el año 2019 del innovador proyecto ecológico “Cigabrick”.

Participaron en la recolección más de 30 voluntarias y voluntarios y los residuos juntados fueron depositados en 28 botellas plásticas. Ahora serán enviados a la empresa Cigabrik, de Mendoza, que se dedica a fabricar ladrillos ecológicos, sin generar ningún tipo de contaminación en su producción ya que no requieren cocción.

Además se realizaron juegos en los que participaron transeúntes y se entregaron premios.

Cada año se tiran alrededor de 5 trillones de colillas al suelo, y cuando llueve o por acción del viento son arrastradas a las alcantarillas, donde pasan a contaminar fuentes de agua como ríos, lagos y mares.

Una sola colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua ya que concentran unas 400 sustancias tóxicas presentes en los cigarrillos. Entre ellas destaca la nicotina, que tiene efectos insecticidas. Pueden tardar hasta 25 años en degradarse, porque están fabricadas con acetato de celulosa (un componente derivado del petróleo) y, por lo tanto, son un material plástico no biodegradable

“Con esta acción pretendemos que la comunidad tome conciencia de un problema concreto donde la suma de conductas individuales genera un alto impacto ambiental. Por eso creemos que la educación y la concientización son fundamentales para y crear en los fumadores y fumadoras hábitos de cuidado del medio”, indicaron desde la organización.

Contrariamente a lo que parece, el plástico no encabeza el listado de residuos vertidos al medio ambiente. En 2016, casi 800.000 voluntarios de un centenar de países reclutados por la ONG Ocean Conservancy peinaron más de 40.000 km de costa y recogieron más de 8 millones de kilogramos de basura en las playas.

En su informe indican que, como venía sucediendo en los últimos 32 años, del total de desperdicios recogidos, fueron las colillas las que ocuparon el primer puesto (más de 2.1 millones), más del doble que las botellas de plástico (más de 1 millón), los envases de alimentos (cerca de 900.000) y los tapones de botellas de plástico (860.000).

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp