Semi de la Davis: Berlocq reconoce que jugarán el singles Delbonis y Mayer

“Empecé para que fuera mi mejor año, y por ahora es el peor en mucho tiempo”, reconoce el gladiador Berlocq.

BRUSELAS.- Por experiencia, es uno de los pilares de un equipo en el que la figura es la unión de sus cuatro integrantes. Más allá de que actualmente ocupa el puesto 137º del ranking, una posición incómoda para quien estuvo cien escalones por delante, Carlos Berlocq supo ganarse con esfuerzo un lugar dentro del equipo argentino de Copa Davis que, desde pasado mañana, disputará las semifinales frente a Bélgica en el Forest National de esta ciudad. En esta ocasión, acaso esté más enfocado en el dobles; si todo se sucede dentro de la lógica, el jugador de Chascomús se presentará el sábado con Leonardo Mayer como compañero, aunque también se prepara para ingresar en el individual si las circunstancias lo exigen. De hecho, hasta la web de la ATP lo considera un “doblista”, ya que en su página aparecen en primer término su ranking de dobles (84º) y los resultados en esta especialidad.

-¿En esta serie estás más enfocado en el dobles?

-Sería lo más lógico. El capitán lo dijo en su momento, él cree que la mejor pareja es la que integro con Leo, pero no se descarta que jueguen Fede (Delbonis) o el Peque (Schwartzman). Siempre hay diferentes tácticas o planes dentro de una serie tan larga. Puede pasar cualquier cosa, entonces uno tiene que estar preparado para jugar singles el viernes, dobles el sábado y de nuevo singles el domingo. Yo me entreno como un singlista más. Pero sin duda, hay más posibilidades de que juegue el sábado, por eso quizá trabajo algún plus para el dobles. Además, hoy tanto Fede como el Peque están un paso delante de mí, con mejores resultados en cemento, y está bien que uno de ellos juegue el viernes. Yo hacía bastante que no jugaba en canchas rápidas, desde Miami, por eso antes de llegar estaba con un poco de inseguridad sobre cómo me iba a sentir. Pero desde el comienzo tuve buenas sensaciones y voy afinando detalles por si me toca entrar para sumar.

-¿Cómo te sentís en tu juego?

-Me siento con un nivel muy alto en los entrenamientos, pero eso no significa nada; la prueba verdadera está en la competencia. También el hecho de venir todos los días, sentir la pelota, sacar y devolver bien, y estar rápido, me dan confianza. Después de la Copa Davis contra Serbia pude tener más continuidad en el circuito y eso me permitió sentirme mejor.

-¿Afecta en algo que los resultados no hayan sido tan buenos en la gira previa?

-No, no importa. En la Copa Davis es imposible llegar mal anímicamente, hay mucha motivación, y cuando estás dentro de un equipo tenés un compromiso con el cuerpo técnico, con los otros jugadores y representás a tu país, así que la motivación siempre está y se cambia de hoja. Yo veo todo para adelante, todo de manera positiva.

-¿Cómo es tu balance de la temporada hasta acá?

-Sinceramente, no estoy conforme. Fue rara, porque tenía muchísimas expectativas, empecé con el objetivo de que fuera mi mejor año, y por ahora es el peor en mucho tiempo. Fue extraño, porque había jugado bien en Buenos Aires y en Miami, y hasta Montecarlo venía jugando bien, pero me lesioné -un desgarro en un aductor- y después no pude tener continuidad. Cuando eso pasa perdés confianza; también cuando se te va el ranking cuesta un poco. En algún momento se me había ido el hambre de tener buenos resultados, de ganar, de viajar, estaba un poco cansado, pero ahora siento que estoy fuerte en la competencia. No ha sido mi mejor año, pero también jugué dos series de Copa Davis, y hay otra por delante. Si somos campeones puede ser un año inolvidable, pero todavía faltan muchas cosas.

-¿Y cómo se sale para adelante?

-A partir de Hamburgo me puse como objetivo que la cabeza no me tenía que fallar, más allá de las frustraciones, y creo que lo he logrado. A la larga todo fluye mejor y llegan mejores resultados. Pero ahora hay que pensar en ganar esta serie, y cuando vuelva al circuito quiero regresar al top 100. Tengo que sumar muchos puntos, hasta acá he sumado muy poco. Tuve buenos partidos, gané, aunque faltó dar un paso más. Lo importante es estar sano y activo. En algún momento confío en que podré volver a jugar en los torneos grandes.

ADVERTENCIA: “UN N° 70 PUEDE RENDIR MÁS QUE UN TOP 20”

BRUSELAS (De un enviado especial).- David Goffin, el líder de la legión belga, se entretiene en un costado con el clásico fútbol tenis. Es el referente de un equipo que llegó más alto de lo previsto. Tal vez, como el conjunto argentino. Berlocq lo espía a la distancia. Reconoce su potencial, pero cree que es un rival como tantos, más allá de la calidad y la localía. “En la Copa Davis, a veces, el ranking no significa mucho. Un número 70 puede rendir más que un Top 20”, sugiere. El capitán Orsanic deberá tomar una decisión que puede inclinar la serie en las próximas horas: resolver quién juega contra el hábil belga en la serie que arrancará mañana. Si juega Federico Delbonis o si actúa Diego Schwartzman. Los jóvenes tenistas se preparan a todo ritmo para el desafío.

Fuente: Canchallena.com

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp