domingo, junio 23, 2024
Policiales

Una mujer fue asesinada en Tucumán y el sospechoso se fugó con su hijo

Una mujer de 30 años fue asesinada a golpes en la cabeza en una casa de la localidad tucumana de La Madrid, y por el femicidio buscan esta tarde a su pareja que, tras pedir ayuda en el hospital de la zona huyó de la vivienda con el hijo de ambos de 4 años, informaron fuentes policiales.

La víctima fue identificada por los investigadores como Natalia Coronel (30), quien fue atacada en su casa en esa localidad ubicada a unos 80 kilómetros de la capital de Tucumán, y la policía buscaba esta tarde como sospechoso al marido de la víctima, identificado como Juan Carlos Salvatierra.

El femicidio de Coronel es el sexto que ocurre en la provincia de Tucumán en lo que va del año, y es el número 19 que se produce en el país desde que fue decretada la cuarentena por el coronavirus.

Todo comenzó cerca de las 5 de la madrugada cuando un hombre se acercó al Hospital Ramos Massa de La Madrid y pidió asistencia para su mujer, quien había sufrido un golpe en su casa y necesitaba una ambulancia.

Los médicos que concurrieron al lugar hallaron a la vivienda totalmente cerrada por lo que pidieron de inmediato colaboración a la policía.

Tras la llegada de un patrullero con dos efectivos, lograron acceder a la casa y hallaron a la mujer en los fondos del patio trasero herida y tirada en el piso, con signos de haber recibido golpes en la cabeza.

La víctima fue asistida de inmediato y trasladada en una ambulancia al hospital de Graneros, localidad cercana a La Madrid, pero falleció antes de que pudiera ser operada.

El fiscal Enrique Rojas, del Centro Judicial de Concepción, quien lleva adelante la investigación, aseguró que el ataque se produjo alrededor de las 5 de la mañana y, según un informe provisorio, “la mujer recibió al menos cuatro golpes en la cabeza que le provocaron las lesiones que originaron su deceso”.

Según Rojas, la madre de Coronel vive en la casa que está al lado, pero al declarar ante la Justicia aseguró que “no escuchó gritos ni golpes”.

“El principal sospechoso es el concubino”, indicó el funcionario judicial, quien precisó que ordenó la búsqueda del agresor y del menor, que desapareció tras el ataque y se sospecha que lo llevó su padre.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios