Utopians lanzó “Vándalo” y da pelea en el podio musical de 2014

Además, los cantautores León Rogani y Juan Regidor confirman que la escuela argentina de ese género está abierta y más interesante que en los últimos 20 años.

UTOPIANS, “VANDALO”
El 5to. disco de estudio de Utopians, notable banda de rock alternativo que viene creciendo a pasos agigantados y lo confirma en las 11 canciones de este “Vándalo”, donde expone influencia de un rock más new wave, el post punk, el pub rock británico y una reconducción de la fuerza y la polenta que caracteriza a la banda.
La fuerza, la garra, la violencia eléctrica que siempre caracterizan a los Utopians desde su comienzo garagero siguen intactos, pero en este disco las guitaras de Gustavo Fiocchi y de Barbie Recanatti optan por un trabajo más sónico, más sutil y los riffs trabajados sonoramente de otra manera que con el distorsionador a full.
Y además se suman la decisión de Recanatti de dejar de gritar y apostar a cantar, a jugar con su voz, darle más color a la parte vocal, sumada a la importancia que cobró la base integrada por el bajista Mario Romero y el baterista Larry Fus, que le dieron un groove notable al disco y golpes diferentes desde los parches.
Antes de viajar a Texas, al Sonic Ranch donde grabaron el disco en consola de cinta con Hernán Agrasar y Eduardo Bergallo, Recanatti reconoció haber escuchado mucho a los británicos Dr. Feelgood liderados por el guitarrista Wilko Johnson y el vocalista Lee Brilleaux.
Los Feelgood formaron parte de la movida del pub-rock y los grandes grupos punks los reconocen como una gran influencia.
Además en este disco, Utopians decidió explorar el abanico lo más amplio posible de la etiqueta de rock alternativo, explorando desde el post-punk de los primeros  80, la new wave, sonidos dark, el shoegaze y demás estilos, con muy buen gusto por parte de Barbie y su equipo.
El disco, que tiene un audio excepcional que permite escuchar montón de sutilezas, toques y arreglos, abre con la guitarrera “Algo mejor”, donde se nota la decisión de la banda de reconducir la energía, de distribuirla de otra manera y deja en evidencia otra de las influencias de Utopians, como el Patti Smith Group.
La sigue una de las más logradas melodías del disco “Nada bueno”, con un notable trabajo de guitarras, bien new wave, un gran aporte de la base, y Barbie abriendo su corazón para dejar expuesta que en ese cuerpo sanguíneo y que se agita endemoniado durante los shows, hay alguien que sufre por amor.
En “Fue por vos” Recanati también le pasa facturas a un amante, mientras la base sostiene la canción con un pegadizo groove y las guitarras mezclan riffs funkys con acordes distorsionados a pura new wave, y asi termina la canción, con azotes eléctricos y un solo enloquecido
“Con nada” comienza como un sucio blusecito bien de pub, con Barbie cachondeando con su voz, las guitarras jugando a los riffs, sobre otro gran groove de la base y le da paso a “Desde lejos” que abre con acústica y Recanatti cantando con la voz elevada, pero bien procesada y microfoneada en el estudio, hasta que la guitarra de Fiocchi aparece metiendo unos riffs y acordes bien sónicos, mientras Barbie canta “los sueños desde lejos son mucho mejor”.
“A veces” comienza bien new wave, con un buen juego de bajo y batería, las guitarras entrando y saliendo de la melodía, mientras Barbie canta como sufriendo o desganando, hasta que el estribillo salta de energía y su voz se convierte en un grito enojado, con un trabajo que recuerda al primer The Cure.
“Donde nadie te espera” arranca a pura velocidad, con el bajo ultrarrápido y la banda regresa al garaje, enojados y ultra veloces, más sónica y new wave es la canción “Días de calor”, con la guitarra metiendo cortes eléctricos, y un punteo a lo The Cure, para darle un marco a la colaboración de Richard Coleman en voces. La canción concluye en un vuelo eléctrico, bien post punk.
“Quiero” es bien new wave, como para ponerla en un auto y partir en un viaje sin destino, mientras que “Quiero” es una balada bien dark, bien del post punk británico de los 80, con Recanatti cantando en tono lastimoso.
Sin dudas, “Vándalo” se convierte en uno de los mejores discos de rock argentino en este 2014 y termina de consolidar a un grupo que ya se muestra maduro, que sabe lo quiere y que se da el gusto de jugar con los estilos probarse diferentes trajes y salir bien vestido.


LEON ROGANI, “EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CALL CENTER”
Primer disco de estudio de León Rogani, cantautor repleto de melodías sensibles, que viene generando comentarios en la escena under por su poesía, su trabajo con las canciones y sus emotivos conciertos.
El disco abre con la solitaria y acústica “Lo único que quiero” donde pide vacacionar en el “vértigo de la lengua” y en el “cuerpo sin invierno” de su chica, dándole al CD un interesante apertura, un indeti-kit sobre quien es Rogani.
La banda compuesta por Dany Hokama en bajo, guitarra, cavaquinho y Emiliano García en percusión se sube para la segunda canción “Vaivén” más ardiente e impaciente, en donde Rogani se confiesa perdido en el “vaivén” del cuerpo de su chica.
Mucho más armada en concepto de banda es “Nocaut” que habla de amores surgidos a la vera del tren Roca y de todos los paisajes urbanos de la zona sur del conurbano bonaerense, mientras que la calma arpegiada regresa con “Lulabai”, una canción de cuna dedicada a una hermosa niña de más de 20 que invita a dormir en sus brazos.
Con su personalidad, su estilo y sus características, Rogani se suma al grupo de cantautores iniciados por Lisandro Aristimuño, Coiffeur y otros,  a su manera independiente y autogestionada, ya que el disco puede bajarse libremente de su pagina oficial leonrogani.com.ar
“Las luces del cañaveral” es una hermosa balada, donde la voz de Rogani y su especial tono, la endulzan, la convierten en una atrapante melodía para escuchar en una carpita la lado de un rio y dejarse envolver por la vegetación y los brazos de una mujer.
El cierre del disco es con la más urbana “Los Asesinos”, luego de la romántica “Tu voz como un pulso telefónico”.


EXPRESO CALAVERA, “CRIACUERVOS”
Primer CD de Expreso Calavera, banda porteña que cultiva el hard rock fiestero californiano y que recorre la escena desde 2010, apoyado en un voz chillona y al frente y riffs machacantes de guitarras en un formato bien sucio.
El grupo esta formado por Abel Micheli “mini” en guitarra y coros, Sebastián Gomes en voces, Federico Delfino en batería, Diego Guerreiro en guitarra y coros y Guillermo Maffeo en bajo.
Apenas el disco abre con “Que hay” con un riff machacante, la voz bien gastada de Gomes y la influencia parece surgida de AC/DC, mientras que en “Criacuervos” aparece el hard rock californiano bien fiestero que recuerda a Motley Crue, algunas cosas de Guns n’ Roses y Buckcherry, entre otros.
Los riffs pegadizos, casi idiotas, son la característica de la banda y la marca que abre cada canción como en “Bondi” y “Entre malditos”, mientras que en “Hundidos, bajan un cambio y juega a un rock más hard en su formato más tradicional.
El rocanrol más fiestero regresa en “Piernas salvajes”, “Se hace tarde” y en “La posta esta en el barrio”, donde reaparece la influencia de AC/DC.


JUAN REGIDOR, “EL ESPEJO DE LOS DIAS”
Segundo disco de Juan Regidor, cantautor patagónico que trabajó el pop, el rock, mezclado con el folclore en un formato de banda, acompañado siempre por otras guitarras, bajo, batería, teclados y otros instrumentos.
Regidor nació en Bariloche, y a los 20 años se vino a vivir a Buenos Aires, donde formó el grupo rockero Camelar, con el que editó tres discos, hasta que comenzó a trabajar en su carrera solista que vio la luz en 2011 con su primer disco “Pinturas en el agua”.
El disco abre con la más pop “Aunque cambie los signos” con un buen trabajo de al eléctrica, y la sigue la interesante “Los cascarudos”, donde Regidor muestra una forma de pronunciar un arrastre de las palabras que lo vincula a los trovadores rosarinos y a los cubanos, aunque su musicalidad sea completamente diferente.
“Tu sonido” tiene un inicio más funky que fluye hacia un pop bien elaborado, mientras que “Los Locos” es más oscura, acústica en sus inicios y luego ingresa la banda en un ritmo más atrapante.
“Agua del lago” abre bien folclórica, con un bombo en primer plano y la voz, y la sucede “Espíritu de colibrí” que se abre más rockera, con ciertos aires country, y mucha influencia de Luis Alberto Spinetta.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp