Afirman que la era del mail puede llegar a su fin