Chile pretende realizar otro “escritoriazo”