El 60% de lo gastado con la Tarjeta AlimentAR fue para comprar alimentos recomendables