Empresas de cobranzas aplicarían un cargo extra por pagos en efectivo