Estiman que el 30% de las fábricas estará en parques industriales en cinco años