Fuerte denuncia de la viuda del escenógrafo Sebastián Feijas