María Eugenia Vidal: “Ni antes era una Heidi, ni ahora soy una heroína”