Un nene demostró que siempre pusimos mal la bolsa de basura y se volvió viral