Una cadena viral pretende alertar de la presunta relación entre las mamografías el cáncer