Una nena de cinco años sufrió graves heridas en la cabeza tras ser atacada por un Rottweiler