Vecinos denuncian que “entre la basura no se puede vivir”