El 62% de los especialistas argentinos cree que en 10 años el trabajo va a ser totalmente diferente

El 62% de los especialistas en recursos humanos argentinos cree que en diez años el empleo va a ser totalmente diferente al de la actualidad, mientras que el 43% pone foco en el desafío de las personas para adaptarse y no quedar fuera del mundo laboral, de acuerdo con un estudio privado.

Además, el 60% cree que el lugar de trabajo va a ser un híbrido entre la oficina y otros lugares, el 34% cualquier lugar gracias a la posibilidad de realizar todas las tareas de forma remota, el 4% en la virtualidad, y el 2% espacios compartidos con personas desconocidas, según el estudio realizado por la firma Bumeran.

«Estamos en un momento de inflexión en el mundo laboral. La pandemia aceleró muchas transformaciones que ya se estaban gestando y el trabajo está cambiando. La flexibilidad en los horarios, el lugar de trabajo y hasta los roles va a ser el denominador común de lo que se viene», explicó Federico Barni, CEO de Jobint.

En Argentina, el 62% cree que va a ser totalmente diferente, el 38% parecido al de hoy y ninguno opinó que se mantendría igual al actual, según un informe difundido por la firma Bumeran.

LA MIRADA DEL TRABAJADOR

El mayor desafío en el trabajo del futuro será para el 43% de los argentinos encuestados que los trabajadores logren adaptarse al nuevo mundo laboral y no queden fuera del sistema; otro 30% ve prioritario que las personas trabajadoras no desarrollen sus tareas aislados y no se pierda la sinergia del trabajo en equipo para el 30%; y un 10% planteó evitar el aumento de la precarización laboral.

Por la positiva el 48% remarcó que las personas trabajadoras podrán realizar su tarea desde cualquier parte del mundo y el 22% consideró que habrá «mejores condiciones laborales».

Por su parte la titular de la consultora Randstad, Andrea Ávila, dijo que las personas que trabajan rotan entre empresas «más que hace 3 o 4 años atrás» y pone el foco en que las organizaciones son las que deben «adaptar su propuesta de valor para seguir siendo relevantes para el talento, en un contexto de escasez personal calificado en muchas áreas, tanto en Argentina como a nivel mundial».

«Por eso es fundamental trabajar en retener a los talentos que tenemos en las compañías y en desarrollar el atractivo de la marca empleadora», precisó.

Respecto a la modalidad híbrida entre presencial y remota, el ceo de Uaaloo, Francisco Costa señaló que «ayuda a las compañías a bajar los costos de contratación».

FLEXIBILIDAD VS. ESTRUCTURAS RÍGIDAS

«Ya no se trata de estructuras rígidas sino que la flexibilidad es uno de los diferenciales más valorados por los talentos a la hora de definir si ingresar o no a una compañía», consideró Pablo Di Filippo, CEO y cofundador de Benomad, una startup que brinda a empresas y profesionales soluciones de espacios de trabajo flexibles en todo el país.

Mariela Mociulsky, fundadora y CEO de Trendsity, consultora de investigación, innovación y análisis de tendencias sociales y culturales, explicó que «una modalidad de trabajo híbrida y flexible es la práctica que más se asemeja a la necesidad de la mayoría».

Por otra parte, PageGroup, consultora internacional especializada en la selección de personal, estimó que a finales de 2022 habrá un déficit del 48% de mano de obra digital en América Latina y que cobrará mayor relevancia para las empresas retener y reclutar talentos.

«Es esencial ofrecer un futuro prometedor y la posibilidad no solo de crecer en puestos de trabajo sino en habilidades personales y profesionales», afirmó Rocío Herraiz, directora de Comunicación de Noventiq.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp