España agobiada por una ola de calor inusual en mayo

España vive este viernes una ola de calor que se prolongará al fin de semana, con temperaturas hasta 15º grados superiores a las máximas de la época, que podrían hacer de este mayo el más caluroso de lo que se lleva de siglo.

Este calor, raro en primavera, afecta principalmente a Andalucía (sur), Extremadura (suroeste), Castilla La Mancha (centro), Aragón (noreste) y la región de Madrid.

Así, las ciudades andaluzas de Sevilla y Córdoba alcanzarán este viernes los 38º, la extremeña Badajoz 37º, Madrid tendrá 34º el sábado, y la ciudad aragonesa de Zaragoza (noreste) trepará a los 39º el domingo, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

“Si en un futuro esto va a ir a más, no vamos a poder vivir en la calle”, lamentó, inquieta, Marta Vicente, una madrileña de 33 años que paseaba por el parque del Retiro.

En el centro de Sevilla, la turista argentina Adriana Leiras, de 62 años, explicó a la AFP que “es agobiante”, aconsejando “salir a la noche, dormir la siesta y salir tipo a las siete de la noche”.

El gobierno activó el jueves el plan para las olas de calor, y formuló las clásicas recomendaciones de beber mucha agua y “permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra”.

“Las temperaturas ascenderán el viernes y el sábado en la Península y Baleares, alcanzando niveles muy por encima de los normales para la época, con valores que superarán los 40 grados en el valle del Guadalquivir”, en el sur, resumió Aemet.

El jueves, por ejemplo, Jaén (sur) registró 38,7º, récord de mayo en esta ciudad desde 1883, y “quince grados superior a la temperatura máxima normal para estas fechas”, explicó Rubén del Campo, portavoz de la agencia.

El calor dio poco descanso, y fueron, y son, numerosos los puntos donde se sufrieron y se vivirán lo que se llama “noches tropicales”, donde las temperaturas no bajan de los 20 °C.

“En 2015 tuvimos un mes de mayo excepcionalmente cálido, rompió récords de todo tipo, y nos parecía en aquel momento que no se podía repetir una situación similar. Han pasado sólo 7 años…”, narró a la AFP Del Campo, precisando que hay que esperar al final del mes para saber si se trata del mayo más caluroso del siglo XXI.

La repetición de las olas de calor o canículas se considera un síntoma inequívoco del calentamiento del planeta, y la década 2010-2019 fue la más cálida jamás registrada.

Del Campo explicó que el clima de “una ciudad española fresca relativamente en verano, como es La Coruña, podría ser similar, a mediados de siglo, al clima que actualmente tiene la ciudad marroquí de Casablanca”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp