Fondos buitre: el abogado de Argentina advierte sobre el peligro de las decisiones de la Justicia de EEUU

Paul Clement, quien se desempeña como consejero legal del país en el caso contra los fondos buitre, advirtió que si la Corte Suprema avala los fallos de tribunales inferiores a favor de los tenedores de títulos en default, pondrá en peligro el sistema de reestructuraciones voluntarias de deuda, por el “poder” que esto dará a los holdouts.

“Si la interpretación actual de los tribunales inferiores sobre el `pari passu` se mantiene, cambiará radicalmente el balance de poder en favor de los holdouts a tal grado, que pondrá en peligro las reestructuraciones de deuda soberana voluntarias”, dijo el ex procurador General de los Estados Unidos durante la administración de George W. Bush, durante un encuentro organizado por la Embajada argentina en Washington.

Clement sostuvo además, que “la evasión de los tribunales de la inmunidad soberana extranjera, es un asunto de interés para todos los (Estados) soberanos”.

El panel del encuentro, que convocó a más de cien expertos de la Casa Blanca, el Congreso, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros especialistas, estuvo integrado también por la embajadora Cecilia Nahón y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos.

El encuentro fue convocado bajo el título: “Reestructuraciones de deuda soberana: Por qué (el caso) NML vs Argentina importa a todos”.

El abogado experto en causas ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, centró su exposición en los argumentos clave del recurso extraordinario (writ of certiorari) presentado por Argentina ante el máximo tribunal el pasado 18 de febrero, en el que pidió la revisión de las decisiones “erróneas” tomadas por los tribunales inferiores de Nueva York.

“Si la interpretación actual sobre pari passu (cláusula de tratamiento igualitario) de los tribunales inferiores se mantiene, cambiará radicalmente el balance de poder en favor de los holdouts a tal grado que pondrá en peligro las reestructuraciones de deuda soberana voluntarias, advirtió ante los más de cien expertos presentes en el encuentro.

Los fallos, dictaminados primero por el juez Thomas Griesa y ratificados por la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, obstaculizan a la Argentina cumplir con la realización de su deuda a menos que pague en su totalidad (un monto aproximado a 1.330 millones de dólares) a los acreedores que optaron por no ingresar en las reestructuraciones de deuda soberana.

El método de pago establecido y admitido por las cortes inferiores, dictamina que el país debe utilizar para ello, los fondos destinados para pagar a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, lo que puede disparar un default técnico sobre la deuda argentina ante la imposibilidad de cumplir con los tenedores de títulos reestructurados.

En sus intervenciones, tanto la embajadora Nahón como el representante argentino en el FMI, Sergio Chodos, pusieron el foco en las implicancias sistémicas del caso argentino.

Los funcionarios recordaron que actores diversos como los Estados Unidos, Francia, el G-77 más China, instituciones como el Fondo Monetario y expertos como los economistas Joseph Stiglitz y Nouriel Roubini, ya advirtieron sobre los posibles efectos que podría tener el tema en caso de resolverse por el camino que está planteando la justicia neoyorquina.

Todos estos actores, “alertaron sobre las consecuencias de este caso para el futuro de las reestructuraciones de deuda, la estabilidad y predictibilidad de mercados financieros globales y la reputación de Nueva York como un centro financiero global clave”, señaló la Embajada en un comunicado.

Nahón sostuvo que la resolución del caso que enfrenta a Argentina con fondos buitre “determinará si una minoría de especuladores de la deuda podrá asegurar una nueva arma que fortalecerá a holdouts en todo el mundo, amenazando el flujo de los pagos a los tenedores de bonos que aceptaron reestructuraciones de deuda”.

Esto, a su vez, “haría tales reestructuraciones prácticamente imposibles en el futuro”, agregó Nahón.

Por su parte, Chodos dijo que “Argentina está peleando por su derecho a pagar”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *