domingo, junio 23, 2024
Golazo HD

Independiente logró una importante victoria ante ante General Caballero en Avellaneda

Leandro Benegas, a los 20 minutos del complemento, abrió el marcador para el “Rey de Copas”, en tanto que Alan Soñora, a los 27 del mismo período, aumentó las cifras para el conjunto de Eduardo Domínguez.

Tras un primer tiempo donde la visita lo complicó en demasía, en el segundo el local sacó provecho de su propia mejoría y de la merma aeróbica de su esforzado adversario. La necesidad de conseguir los tres puntos en juego tras la derrota ante Ceará en tierras brasileñas obligó al dueño de casa a atacar desde el pitazo inicial del ecuatoriano Guerrero.

Semejante responsabilidad pareció obnubilar a un anfitrión que se mostró carente de ingenio como para perforar a la pétrea zaga del elenco guaraní.

Lejos de asumir un rol de partenaire, la humilde formación visitante se escalonó correctamente y cuando pudo intentó lastimar de contragolpe.

Ante la falta de respuestas ofensivas de su equipo el entrenador local realizó tres cambios sucesivos tras el descanso pero al principio el conjunto paraguayo no acusó recibo de los mismos y comenzó a ensayar algunas réplicas ya que a esta altura tenía los suficientes espacios como para llevarlas a cabo. Una providencial salvada de Sosa ante un disparo desde corta distancia del veterano Salcedo no fue más que una muestra gratis de la desprotección en la que estaba sumido el arquero uruguayo del cuadro local.

Con un empeño digno de elogio que no lo eximia de mostrar una absoluta carencia de ideas, Independiente procuró llegar mediante envíos aéreos que favorecían al sólido arquero de la visita y a una zaga expeditiva que se manejó a su antojo en ese ítem.

Sin embargo, un desborde desde la izquierda del influyente Pozzo que rozó en un defensor paraguayo le quedó servido a Benegas para que este inaugure la cuenta.

En pleno desconcierto paraguayo, un hermoso zurdazo desde fuera del área de Soñora ingresó en el ángulo superior derecho del arco “guaraní” para otorgarle a Independiente la tranquilidad necesaria como para procurar llegar a una goleada teniendo en cuenta que este certamen clasifica a un solo equipo a la siguiente fase y prima la diferencia de gol.

Sin embargo, un ligero conformismo se apoderó de un dueño de casa que no arriesgó en demasía en pos de llevar a cabo ese objetivo, ante un General Caballero que fue perdiendo su línea futbolística con el correr del desarrollo y no supo disimular en lo más mínimo su capitulación. (NA).

Comentarios

Comentarios

comentarios