Isabel Pantoja enfrentada con su hijo por la herencia de su ex marido

La guerra entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera estalló y se dirime en público, en las redes sociales, en los sets de televisión y en las portadas de las revistas. Hoy la revista Lecturas ofreció una entrevista al hijo de la cantante y del torero Francisco Rivera, más conocido como Paquirri, en la que este arremete duramente contra su madre. “Yo no cedí Cantora a mi madre a sabiendas. Firmé lo que ella me pidió“, asegura el DJ en referencia a la cesión del 52% de la finca sin que él fuera consciente realmente de lo que estaba haciendo. Esta demoledora declaración deja a la artista en un pésimo lugar y da la razón a los que llevan años asegurando que no cumplió la última voluntad de Paquirri, que oficialmente decidió que su finca fuera para su hijo menor, aunque ella misma terminó siendo la propietaria. Por esto, Rivera pidió a sus abogados que revisen el testamento de su padre, un paso que puede ser letal para su madre al dar ahora lugar a lo que sus hermanos llevan años diciendo. “Me huelo lo peor“, advierte

Rivera, en su declaración de guerra contra su madre, asegura que su propia madre le hizo un daño irreparable: “La persona que más idolatraba me ha fallado engañándome durante toda mi vida“. Consciente del impacto que iba a generar esta entrevista, asegura que no la quería hacer, pero que no ha tenido más remedio.

La actitud de Kiko Rivera, que siempre se mantuvo muy cerca de su madre, sorprende, pero se enmarca dentro de los problemas económicos que atraviesa. Fue por ello que decidió interesarse por la herencia que recibió de su padre, fallecido cuando él tenía solo un año. Al ser menor fue Pantoja quien se convirtió en la administradora de lo recibido. “Señores, yo no soy el malo de esta película lamentable. Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba le ha fallado de una manera irreparable engañándole toda la vida“, sentencia. “Aun así, yo no hice esto público, ya que yo no fui a hablar de ella y sí de mis intimidades, de las cuales soy dueño. Esa llamada [a televisión] no vino a cuento y las llamadas a terceros ya ni te cuento“, ha escrito el DJ en sus redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

Mañana sale un reportaje que yo no quería hacer… con @milaximenezoficial en @revistalecturas pero me gustaría que Mila dijera lo que yo dije después de que ella hablase con mi madre públicamente para que la gente entienda un poco más. Señores yo no soy el malo de esta película lamentable. Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida. Aun así yo no hice esto publico ya que yo no fui hablar de ella y si de mis intimidades de las cuales soy dueño. Esa llamada no vino a cuento y las llamadas a terceros ya ni te cuento. Solo es para que lo sepáis porque a muchos de vosotros lo que vais a leer os va a impactar. Un abrazo y que tengáis un bonito día

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

El primer encontronazo entre Pantoja y su hijo se produjo hace tres semanas, cuando él acudió a los sets de Telecinco para contar que vivía un período de tristeza, tras superar sus adicciones y ver cómo su temporada de conciertos se había hundido por la pandemia. Fue entonces cuando recibió una llamada de la cantante, que le reprochó su confesión y le prometió que nunca le faltaría “un plato de lentejas”. A esta llamada Rivera respondió recordando a su madre que no se puede vivir de recuerdos, en el pasado y reveló que le había recomendado vender la finca Cantora, en la que vive recluida desde que murió Paquirri hace casi 40 años. La propiedad está hipotecada. El músico considera que esta venta mejoraría la situación económica de toda la familia, que está muy comprometida y les permitiría comenzar de cero.

Mi tristeza viene porque la persona a la que más he amado y amo, mi madre, no sabe diferenciar entre Isabel Pantoja y madre, esa es mi tristeza“, proclamó Rivera y agregó: “Yo lo que necesito es a mi madre, no a Isabel Pantoja, y mi madre no está porque el personaje siempre es más“. En el trasfondo están los problemas económicos. “No necesito más de lo que tengo. Ha habido momentos en que he tenido más de lo que tengo ahora, pero no necesito más“, aclaró Rivera.

Los dos hermanos por parte del padre de Kiko Rivera, Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez, llevan años enfrentados a Pantoja y reclamando unos objetos que su padre les dejó en herencia. Ahora al estallar la guerra entre la cantante y su hijo estos se han posicionado del lado del DJ, con quien mantienen una cordial relación.

Cuando murió Paquirri era poseedor de una saneada fortuna. Torero muy valorado en el escalafón, tenía varias fincas y propiedades, además de una abultada cuenta corriente. (La Nación)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp