lunes, junio 24, 2024
NacionalesSociedad

La delegación argentina que está en Rusia se reunirá con un funcionario que visitó el país con Putin

La delegación oficial argentina que llegó hoy a Rusia con la misión de incrementar las exportaciones nacionales a ese destino será recibida en Moscú por el director del Servicio de Inspección Agrícola y Ganadera, Serguéi Dankvert, quien integró la comitiva del presidente Vladimir Putin durante su visita al país en julio pasado.

La misión argentina es encabezada por los ministros de Industria, Débora Giorgi, y de Agricultura, Carlos Casamiquela, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco.

Además, participan de la delegación un grupo de empresarios argentinos que presentarán un listado de productos con potencialidad exportadora.

Además, darán detalles de los volúmenes y cantidades que pueden ofrecer y precios de referencia, tanto para el último trimestre de este año como para todo 2015.

Los principales rubros de interés son vinos y derivados, como mosto y jugo de uva; aceite de oliva y aceitunas; panificados; pastas; lácteos fluidos y elaborados, como quesos, manteca y leche en polvo descremada.

También carnes rojas, como vacunos, cordero, cerdo y sus derivados (chacinados); blancas, como pollo y pescado, principalmente especies atractivas para el consumo ruso -corvinas y merluza negra-; frutas frescas y disecadas, entre otros ítems.

Asimismo, los ejecutivos de los sectores elaboradores de farináceos (panificados, pastas y cerca de 15 subsectores) y vinos y derivados se comprometieron a sistematizar la información e indicar los productos con potencialidad exportadora.

Rusia busca proveedores para sustituir importaciones de Europa y Estados Unidos y según el ministerio de Industria “se evaluará la posibilidad de establecer contratos a largo plazo”.

“Es importante destacar la gran oportunidad que representa el mercado ruso para nuestro país a partir del Decreto 560 firmado por el presidente de Rusia, que prohíbe desde el pasado 7 de agosto y por el lapso de un año, el ingreso desde los Estados Unidos y países miembros de la Unión Europea, Canadá, Australia y el Reino de Noruega”, señaló Cancillería en un comunicado la semana pasada, al anunciar la decisión del presidente Putin.

En tanto, la Cámara de Comercio Argentino-Rusa (Caciar) convocó a productores de alimentos a aprovechar la creciente demanda de Rusia registrada en los últimos días para abastecerse su mercado, a partir del cierre dispuesto por Moscú como respuesta a las sanciones aplicadas por la crisis con Ucrania.

La entidad indicó que desde el 7 de agosto, cuando el presidente  Putin impuso la medida que tendrá una extensión de un año, “se está recibiendo gran cantidad de pedidos de empresas rusas de primera línea, buena parte de ellas proveedoras de cadenas de supermercados que tiene exclusividad con importantes marcas europeas”.

“Invitamos a todos los sectores productivos del país a capitalizar esta extraordinaria oportunidad”, publicó Caciar en su página web, en la que explicó que las importaciones rusas involucradas en el cierre de esos mercados equivalen a 18.236 millones de dólares, que el país pretende reorientar desde América latina.

El coordinador general de la entidad, Matías García Tuñón, indicó a Télam que uno de los rubros que se puede profundizar, dependiendo de la capacidad productiva local, es el de las carnes, en el que Argentina “está jugando fuerte en Rusia desde el año pasado, con el envío de cortes enfriados, lo que implica mayores ingresos que la venta de los congelados”.

En cuanto a los envíos de frutas, Horacio Frangi, de la empresa Gomila Group, exportador de cítricos asociado a Caciar, estimó que por la cantidad de pedidos para las próximas semanas la empresa tendrá “una temporada muy larga con Rusia”.

Por el sector privado, la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), hará llegar a Moscú, a través de la delegación oficial, una carpeta completa con la oferta disponible.

El presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja, afirmó a Télam que “se abre un espacio para que Argentina recupere su volumen exportador y pueda potenciarlo”, y anticipó que el mes próximo habrá una misión comercial de empresarios argentinos a Moscú, donde se realizará una feria de productores de alimentos.

Por su parte, el presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Miguel Paulón, aseguró a esta agencia que el sector está “en condiciones de abastecer en el corto plazo al mercado ruso”, y evaluó que esta posibilidad “es una noticia que llega en un momento estratégico para la cadena láctea argentina, porque los precios internacionales están con tendencia a la baja”.

La decisión rusa representa una oportunidad para la Argentina de ingresar a un mercado de 18.236 millones de dólares, cifra total de las compras que ese país hizo el año pasado a la UE, por 16.441 millones de dólares, y a los Estados Unidos, por 1.795 millones, en productos primarios y manufacturas de origen agropecuario.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *