La Rural de Formosa, en la mira de Insfrán

Un familiar y dos ex ministros del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, formaron parte de una movida para quedarse con el control de la Sociedad Rural local. No lo lograron cuando se realizó la asamblea de la entidad, pero ahora una funcionaria perteneciente al área de personería jurídica provincial abrió la puerta a una renovada ofensiva al declarar nulo ese acto y solicitar que se vuelva a realizar una asamblea en la institución.

En diciembre del año pasado, Mario Romay, cuñado de Insfrán, y los ex ministros de Turismo Ernesto Juárez y de Economía Ariel Suárez, entre otros, lideraron una lista para desplazar a quienes representaban en otra lista la continuidad. Tanto el cuñado como los ex funcionarios del gobernador son socios de la institución.

Promovieron para el cargo de presidente por su lista a Guillermo Martínez, un hombre reconocido en el medio y que hasta entonces se había desempeñado como vicepresidente de la anterior conducción y encargado del predio ferial. Lo fueron a buscar a pesar de no ser peronista. Martínez dio el salto a esa lista porque no estaba de acuerdo con el distanciamiento de la entidad con el gobierno.

La Sociedad Rural de Formosa es uno de los pocos ámbitos que el gobierno aún no logró cooptar, como lo hizo con colegios de profesionales y otras asociaciones civiles. Por ejemplo, la Rural local fue el único ámbito donde en esa provincia el año pasado la red Ser Fiscal pudo llevar adelante las capacitaciones de fiscales para la transparencia en las elecciones legislativas porque en otras instituciones se negaban.

En medio de la asamblea de diciembre último, desde el sector liderado por el familiar y los ex funcionarios cuestionaron el cambio de puntos a tratar y objetaron en ese momento el balance presentado. Argumentaron que no contabilizaba algunas acreencias y deudas y que faltaba documentación. “Eso mismo que ellos cuestionaron fue aprobado por 90 a 100 personas presentes”, se defendió una fuente vinculada con la conducción actual.

La asamblea siguió adelante, pero desde el sector identificado con el familiar y los ex funcionarios del gobernador anunciaron su retiro del acto eleccionario. La lista que quedó en pie, encabezada por Roberto Consolani, fue proclamada ganadora. Silvia Tarantini, directora de Personas Jurídicas del estado provincial, avaló eso sin necesidad de votación.

“Ellos podían tener 21 votos y nosotros, 80”, contó un asistente a esa asamblea sobre cómo era la relación de fuerzas, que no beneficiaba a quienes querían quedarse con el control de la entidad.

En el ínterin hubo un duro cruce entre miembros de las dos listas, y Martínez, que encabezaba la lista competidora, anunció que se bajaba porque no estaba de acuerdo con el grado de enfrentamiento al que se había llegado. “No me pareció bien, de ninguno de los dos lados, que se llegara a esa situación”, precisó Martínez en diálogo con LA NACION. Así, la lista del cuñado y los ex ministros de Insfrán se quedó sin candidato a presidente.

Luego surgió una impugnación, que habría sido realizada por los mismos impulsores de la lista que se retiró, y la encargada de Personería Jurídica, que antes no había objetado la asamblea, recientemente la declaró nula, aplicó multas e intimó a la Comisión Directiva a realizar una nueva asamblea que se haría en los primeros días de mayo. Detrás de esto está la sospecha de algunos socios de la entidad de que el gobierno local quiere controlar la Sociedad Rural de Formosa, que está adherida a otra confederación que se llama Chafor (agrupa a las rurales de Chaco y Formosa), que a su vez se referencia en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), integrante de la Comisión de Enlace.

“Tomaron otras entidades y quisieron hacer lo mismo con la Sociedad Rural, pero no pudieron”, contó otro productor.

Martínez, que en su momento encabezó la lista donde estaban los ex funcionarios de Insfrán, negó cualquier vinculación de esa agrupación con el gobernador. “No creo que Insfrán esté en medio de esta pelea. Si hubiera estado, habría hecho otro tipo de apoyo”, indicó.

Además, Martínez defendió al familiar y a los ex funcionarios de Insfrán que estaban impulsando su lista. “Hoy no están ligados al gobierno; tienen sus establecimientos ganaderos desde hace años”, afirmó. Sobre la otra lista, apuntó: “Pagaron cuotas atrasadas de gente para que pudiera votar”.

No trascendió si la lista competidora volverá a presentarse en la próxima asamblea con nuevos candidatos. En tanto, la lista que se proclamó ganadora asistirá de nuevo al acto.

Esta pelea tuvo un antecedente: hace unos años, productores de la lista competidora propusieron sacar de la Sociedad Rural de Formosa a Cabañas Formoseñas y crear una entidad aparte. Se trata de un proyecto que nació en el seno de la entidad y hasta tuvo el apoyo del Ministerio de la Producción formoseño. No lo lograron y en cambio armaron una organización casi idéntica en el nombre: Cabañas Formoseñas Integradas, que capta créditos del gobierno para que los productores compren animales en sus remates.

 

(Fuente: Fernando Bertello para La Nación)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp