lunes, diciembre 11, 2023
Economia

Las multas por contravenciones serán más duras y aumentarán según el precio de la nafta

 

En la Ciudad, el que vandaliza un monumento o cualquier bien recibe una multa de $ 200 a $ 3.000. La sanción por hostigar, maltratar o intimidar a otra persona va de $ 200 a $ 1.000. La misma multa se cobra a los que cometen actos de acoso sexual o de discriminación o a quienes generan ruidos molestos. Los cuidacoches son multados por entre $ 200 y $ 400. Cifras muy inferiores a las que suelen exigirles a los automovilistas.

Las multas por contravenciones, en su mayoría, fueron fijadas en pesos en el año 2004, cuando se modificó el Código Contravencional en la Ciudad. Si bien algunas se fueron actualizando, para hacerlo hace falta sacar una ley. Por eso, la mayoría quedaron reducidas a cifras irrisorias. Como la que se cobra por dar positivo en un control de alcoholemia que es de apenas entre $ 200 y $ 2.000, a pesar de que fue aumentada recientemente.

Hace años que jueces y fiscales de la Justicia Contravencional y de Faltas porteña reclaman que se endurezcan las sanciones. Por eso, la Legislatura de la Ciudad hoy votará un proyecto para vincularlas al precio de la nafta y así generar un sistema de indexación. En vez de en pesos, las multas serán establecidas en Unidades Fijas (UF), como ocurre con las faltas desde 2013.

Cada unidad fija equivale al valor de medio litro de la nafta de mayor octanaje que se vende en la YPF del Automóvil Club Argentino. Así, dos veces al año el Ejecutivo consulta ese precio y renueva el de la UF, que hoy equivale a $ 17,85.

El proyecto plantea que los montos de las multas fijados en pesos sean actualizados de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia publicado (CER) por el Banco Central de la República Argentina correspondiente al mes de octubre de este año. Y que a su vez, ese nuevo valor sea convertido en UF.

Además, no se permitirá el cumplimiento en suspenso de la sanción de multa. Y los importes percibidos deberán destinarse a financiar programas de educación, deportes, promoción social y salud. Como consecuencia de una cláusula transitoria, las medidas tendrían vigencia a partir del 1° de noviembre.

Un proyecto en minoría presentado por la legisladora María Rosa Muiños (Bloque Peronista) propone que “la primera actualización traducida en UF se realice en oportunidad de la próxima Ley Tarifaria”.

Unidad Ciudadana, el bloque kirchnerista, se opone para acompañar “el alerta y la preocupación de los trabajadores de la economía popular, artistas callejeros, cuidacoches, músicos y sectores culturales en general por la posibilidad de que sea aprobado este proyecto impidiendo el cumplimento en suspenso de las multas, que en la gran mayoría de los casos resulta de imposible cumplimiento, atento la situación económica por la que atraviesan estos sectores”.

Fuente: Clarin

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp