Massa reiteró que “bajar los precios” es “defender el salario de los argentinos”

El diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, participó hoy en Gonzalez Catán de las actividades por el Día del Trabajo junto a empleados de comercio y en ese marco remarcó la necesidad de “bajar los precios” para “defender el salario de los argentinos”.

“La pelea más urgente es aquella por el bolsillo de nuestros trabajadores y de nuestra clase media”, afirmó Massa, a la vez que le reclamó al Gobierno que entienda que “el principal problema que tiene que resolver no es la campaña electoral, sino la reactivación de la economía”.

En el predio del Sindicato de Empleados de Comercio de zona oeste, el tigrense señaló: “Hoy es un día triste para muchos trabajadores. Para aquellos que se quedaron sin empleo en los últimos meses y también para los que, a pesar de tenerlo, no les alcanza para llegar a fin de mes o cubrir las necesidades básicas”.

“A lo largo de este año y medio el Gobierno ha dejado en quedado claro que los trabajadores no están entre sus prioridades. Por eso, junto a Margarita (Stolbizer) y nuestros equipos económicos y legislativos, hemos delineado un plan integral para ayudarlos frente a las dificultades que están atravesando en su economía diaria. Porque ese es el problema más urgente y la pelea más importante que tenemos que dar hoy los dirigentes: la pelea por el bolsillo de nuestros trabajadores y de nuestra clase media”, subrayó Massa.

“Decidimos ausentarnos de esa pelea inútil que pretende instalar el oficialismo, de confrontar con el pasado, y elegimos dar la pelea contra los problemas graves del presente. La pelea en la Argentina de hoy no es la pelea por el poder, sino la pelea por los precios, la pelea por las Pymes y la pelea por los trabajadores”, sostuvo el legislador nacional, acompañado por el legislador del Frente Renovador e integrante del triunvirato de la CGT, Carlos Acuña.

A la vez, hizo un llamado a los empleados de Comercio a sumarse a la iniciativa para bajar los precios que impulsa junto a la líder del GEN, al considerar que “esto significa poner dinero en el bolsillo de los que más lo necesitan”.

“A partir de la implementación de este programa, una familia tipo se va a ahorrar entre 800 y 1200 pesos. En un hogar de jubilados puede representar entre 460 y 540 pesos. En el de un beneficiario de la Asignación Universal pude representar entre 390 y 540 pesos. Pensemos lo que significa en términos de efectos para la gente”, afirmó Massa. (NA)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp