Merkel reiteró su rechazo a liberar patentes e instó a EEUU a “abrir el mercado” de vacunas

La canciller alemana Angela Merkel reiteró hoy su oposición a que se suspendan las patentes de las vacunas contra el coronavirus e instó a Estados Unidos a abrir el “mercado” para permitir exportaciones de los inmunizantes y de sus componentes.

“Ahora que gran parte de la población estadounidense está vacunada, deseo que podamos tener un libre intercambio de componentes y también una apertura del mercado de vacunas”, declaró Merkel en conferencia de prensa al término de una cumbre de los dirigentes europeos.

“La Unión Europea (UE) siempre ha exportado gran parte de su producción y esa debe ser la norma”, alegó la dirigente.

Previamente, el presidente francés Emmanuel Macron también exhortó este sábado a los “anglosajones” a que cesen de “bloquear” las exportaciones, al incluir también en su queja al Reino Unido.

Macron subrayó que de las 110 millones de dosis producidas en Europa, la UE había exportado 45 millones y guardado 65 millones. Al mismo tiempo, lamentó que “100% de las vacunas producidas en Estados Unidos van al mercado estadounidense”.

Merkel reiteró asimismo su oposición a una suspensión de las patentes de las vacunas, debate que se reavivó en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) tras el apoyo a la exención temporal que anunció Estados Unidos.

“No creo que la suspensión de las patentes sea la solución para que haya más vacunas disponibles para mayor número de personas”, dijo la canciller, en rechazo a la iniciativa presentada por India y Sudáfrica en octubre del año pasado.

“Creo que la creatividad y la innovación de las empresas son necesarias, y para mí, ello incluye a las patentes” explicó Merkel, un argumento que también defienden los grandes laboratorios occidentales que producen los fármacos contra el coronavirus.

Comentarios

Comentarios

comentarios