Pan integral: cómo hacer esta receta saludable y súper fácil

 
La clave para que el pan -sea integral o de cualquier otra variante- quedé perfecto es dejar leudar la masa. Antes de meter la preparación al horno, debe tomar forma durante al menos una hora. Por eso, lo ideal es amasarlo la noche anterior a la cocción.

Como una importante fuente de hidratos de carbono, el pan se constituye como uno de los alimentos fundamentales y predilectos en cualquier dieta. Ideal para los desayunos, pero también para las meriendas.

Eso sí, para que no tenga un impacto negativo en nuestro cuerpo resulta imprescindible que sea un pan de tipo integral. La harina con la que se hace tiene muchos beneficios nutricionales en comparación con la refinada, sobre todo en materia de vitaminas, minerales y fibras del trigo.

Ingredientes:

– 1 kg de harina integral.
– 25 g de levadura de cerveza.
– 2 cucharadas de aceite vegetal (20 ml).
– ½ l de agua tibia.
– Sal.

Preparación:

1- Colocar en un bowl la harina integral.

2- Disolver una cucharada de levadura en media taza de agua tibia, agregándole dos cucharadas de aceite y una cucharadita de sal marina.

3- Incorporar la levadura a la harina.

4- Agregar el agua poco a poco e ir amasando la mezcla con la mano abierta para que le ingrese aire.

5- Dejar reposar la masa durante 30 minutos y precalentar el horno entre 5 y 10 minutos.

6- Apagar el horno y meter el pan durante 30 minutos para que leve

7- Con los panes aún dentro del horno, encenderlo al máximo durante 10 minutos y luego bajarlo a 150ºC.

8- Hornear durante 45 minutos hasta que estén dorados por fuera y blandos por dentro.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp