miércoles, febrero 28, 2024
EconomiaEconomia

Postergan indagatoria del empresario Cristiano Rattazzi por supuesto contrabando de automóviles

La justicia federal en lo Penal Económico postergó para febrero la declaración indagatoria del empresario del rubro automotor Cristiano Rattazzi, quien se encuentra imputado por supuesto contrabando de autos de alta gama, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez en lo Penal Económico Alejandro Catania hizo lugar a los pedidos de postergación de todas las indagatorias previstas para estos días, formulados por las defensas de los imputados, según pudo reconstruir Télam de fuentes con acceso a la investigación.

El expediente se inició a partir de una denuncia presentada por la Dirección Nacional de Aduana, y tiene que ver con vehículos documentados a nombre de la firma Modena Auto Sport S.A.: combinadas, las multas pretendidas por la Aduana superan los 80 millones de dólares.

La maniobra investigada habría permitido a los acusados llevar a cabo la irregular importación de automóviles de alta gama de reconocidas marcas internacionales como Ferrari, Maserati, Porsche, Lamborghini y Rolls Royce.

La postergada indagatoria de Rattazzi, había sido originalmente prevista para hoy y era una una de las siete indagatorias convocadas en el marco de esta investigación.

También están citados -todos finalmente para febrero- el empresario Julio Cesar De Marco, de la firma Modena Auto Sport S.A., y Gonzalo César De Marco.

También fueron postergadas las indagatorias de Claudio Javier San Pedro, Juan Ramiro Bartolomé, Hugo Antonio Caviglia, Luis Malek Fara y Leandro Luis Fara, todos vinculados con la concesionaria Modena Auto Sport.

El objeto de la investigación se encuentra delimitado “por el contrabando de importación de vehículos de alta gama, entre los que se encuentran vehículos de reconocidas marcas internacionales como Maserati, Ferrari, Lamborghini, Rolls Royce, y Porsche, documentados a nombre la concesionaria de autos de lujo investigada”, explicaron las fuentes consultadas.

La maniobra habría consistido en acompañar las importaciones con facturas en las cuales se consignaba el valor básico de los vehículos objeto de importación, para pagar menos impuestos por estas operaciones.

Los investigadores detectaron “la existencia de otras facturas por montos superiores por idénticos vehículos que incluían conceptos adicionales facturados por los proveedores del exterior, que conforman el valor final de la mercadería ingresada al país”, explicaron las fuentes consultadas.

En la misma causa se investiga la importación de un vehículo documentada mediante un despacho de importación en el cual se habría declarado mercadería “sin uso”, cuando en realidad sería usada -de acuerdo con el kilometraje del vehículo-, para eludir la prohibición de traer vehículos usados.

Además, se investiga la presentación ante el servicio aduanero de una factura donde surge que el vehículo en cuestión habría sido adquirido por Modena Auto Sport S.A. a TransCargo ZFM S.A., caso en el que los investigadores detectaron la existencia de otra factura por idéntico vehículo emitida por la firma The Collection a Modean Auto Sport S.A..

Se investiga también la importación de vehículos de alta gama, por medio de la utilización de facturas comerciales presuntamente apócrifas, con la finalidad de subfacturar el valor de los vehículos en cuestión.

Comentarios

Comentarios

comentarios