lunes, marzo 4, 2024
Nacionales

Se “olvidaron” de su causa y está preso por error hace 47 años

 

Está privado de su libertad hace 47 años. Preso por una causa de “lesiones leves” en 1971, por la cual fue procesado, detenido y encerrado en un psiquiátrico más allá de que la carátula sea excarcelable. Y todavía está ahí.

El extraño caso se dio en la provincia de Córdoba, precisamente en la ciudad de Bell Ville, donde en aquel entonces el juez federal Eudoro Vázquez Cuesta ordenó la detención y el encarcelamiento de Miguel A., nacido en 1948.

Según publicó el diario La Voz del Interior, el hombre que era albañil y cosechador tuvo la mala suerte de caer en manos de Vázquez Cuesta, quien “olvidó” el caso y permitió su encierro durante largos 47 años en el hospital Emilio Vidal Abal, de Oliva.

Fue la asistente social Consuelo Bisconti quien se percató de la rareza del asunto cuando leyó la fecha de ingreso de Miguel A. en su expediente, aunque resulta imposible saber a ciencia cierta por qué motivo el hombre ingresó al hospital pisquiátrico, ya que hace dos años hubo una quema de expedientes de casos prescriptos en el Tribunal Federal de Bell Ville.

Miguel, uno de los 18 gerontes que viven en la Colonia Vidal Abal, tiene muy buena conducta y no pareciera sufrir trastornos psiquiátricos ya que su rutina es absolutamente normal, con esta mental estable, y se maneja solo.

Aunque el ex juez federal Vázquez Cuesta lo mandó a guardar a través del siguiente texto: “Disponer que Miguel A. permanezca internado en la Colonia Vidal Abal de Oliva, en donde actualmente se asiste, de donde no podrá salir sin resolución de este juzgado y previo informe favorable de peritos…”.

“Miguel ingresó en 1971 por un supuesto cuadro de esquizofrenia. Y no hay familiar conocido al cual se pueda acudir. Sacarlo de acá, de este hospital, es dejarlo en absoluta soledad y sin vínculos afectivos que puedan acompañarlo; aquí está completamente estabilizado”, aseguró Bisconti.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *