Toman de rehenes a un médico, un enfermero y un penitenciario en la cárcel de San Nicolás

 

Un grupo de detenidos mantenía este jueves por la tarde una toma de rehenes en la Unidad Penal 3 de San Nicolás.

Se trata de tres reclusos que, alojados en el pabellón de Sanidad, tomaron como rehén a un médico, una enfermera y un agente del Servicio Penitenciario para reclamar mejoras en las condiciones de detención.

Uno de los detenidos, Jorge Gabriel Mendoza Romero, joven de frondosos antecedentes delictivos conocido como “Gaby” Mendoza, se comunicó este jueves pasadas las 16.00 con La Noticia 1 para informar las condiciones que ponen él y sus cómplices para abandonar el motín.

“Estamos con una toma de rehenes acá en San Nicolás, en Sanidad tenemos tres rehenes por una situación que pasó en el servicio. El servicio no nos dio ninguna respuesta y nos dejó a nosotros a la deriva, no nos dio ningún resguardo físico ni nada. Y le digo la verdad, de acá salimos mal”, dijo Mendoza.

“Fuimos acusados procesalmente por un interno, la Policía nos sacó de un pabellón, nos tiene en una celda donde ni siquiera tenemos una canilla. Y nos sacaron toda la comunicación con nuestra familia. Lo único que queremos es salir bien, y la única manera de salir bien es que ustedes (los medios) estén presentes, porque nos van a matar. Para terminar con toda esta situación de motín y para salir todos ilesos”, aseguró el recluso.

Mendoza dijo que pudieron comunicarse con personal del SPB, pero que les piden que liberen a los rehenes. “Nosotros no los vamos a largar hasta que no venga la jueza, el fiscal, y que haya periodistas afuera”, aseguró.

“Que llamen a los familiares de nosotros, porque de acá salimos muertos. Queremos que comuniquen a las autoridades y de todo lo que nosotros reclamamos”, cerró su comunicación el detenido.

Autoridades gubernamentales bonaerenses confirmaron la situación e informaron que el Ministerio de Seguridad bonaerense ya está trabajando en el tema, con el objetivo de liberar a los rehenes que permanecen dentro de la unidad, con los reclusos. En el lugar se encuentran la jueza María Eugenia Maiztegui y la Fiscala General Sandra Bicetti.

“Yo no me voy a arruinar la vida más de lo que me la arruinaron condenándome”, dijo Gaby Mendoza, y agregó: “los rehenes están bien”.

El director de la Unidad Penal, prefecto mayor Abel Ramírez, encabeza junto a policía de investigaciones y autoridades judiciales la negociación con los amotinados, que piden “garantías” en su “integridad física” para deponer su actitud.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp