Aplicaciones argentinas, nueva exigencia para las fabricantes de celulares