Los humanos causan el 28% de las muertes de los animales vertebrados terrestres