Buscan una nueva vía para hallar al niño español que cayó a un pozo

 

El operativo de búsqueda sigue sin encontrar a Julen, el niño español que cayó en un pozo el último domingo.

Las tareas efectuadas durante toda la madrugada del martes para seguir extrayendo material del pozo en el que sus familiares afirman que cayó el pequeño el pasado domingo no han tenido éxito.

La profundidad en la que se trabaja ha dificultado las labores y solo se han extraído 60 centímetros de tierra y roca.

Además, la cámara robotizada ha vuelto a dar con otro tapón de material solo a 80 metros bajo el suelo.

Por eso, el operativo de rescate ha decidido empezar una nueva fórmula: excavar un túnel horizontal aprovechando el desnivel de la ladera para llegar lo antes posible hasta el punto en el que se cree que está el niño de dos años.

La lucha contra la orografía es también contra reloj, porque cada vez hay menos posibilidades de encontrar al niño con vida —se confía en la existencia de una bolsa de aire bajo tierra para ello—.

Con la mayor rapidez posible, el túnel ha comenzado a realizarse sobre las siete de la mañana. Tendrá una longitud de entre 50 y 80 metros.

Se desconoce aún el tiempo que se tardará en llegar hasta el lugar donde se piensa que está Julen, pero sí se confía en que es el método “con más fiabilidad y que se puede realizar en el menor plazo posible”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp