Comerciantes, gastronómicos, gimnasios y otros rubros protestaron en Salta para “poder trabajar”

Un bocinazo y una caravana de vehículos recorrió esta tarde las calles de la ciudad de Salta, protagonizada por representantes del comercio, el turismo, los gimnasios, la gastronomía y los remiseros, entre otros rubros, para reclamar por la posibilidad de volver a trabajar.

“Pedimos libertad”, dijo la representante del sector Comercios Unidos, Carol Ramos, y agregó que “estamos luchando por nuestro derecho al trabajo”, destacó que están “quebrados” y que “somos capaces de respetar y hacer respetar los protocolos porque también tenemos miedo al contagio”.

Ramos habló en el monumento al General Martín Miguel de Güemes, en un alto de la nutrida caravana de vehículos que protagonizó un bocinazo y recorrió las calles del centro de la ciudad de Salta, para llegar hasta la Legislatura con el reclamo.

“Pagamos nuestros impuestos pero no podemos seguir así. Sentimos que nos cortaron las piernas y por eso decidimos unirnos todos en esta lucha, que es el comienzo”, agregó la referente.

A los comerciantes, que fueron quienes convocaron a la protesta, se sumaron referentes de los gimnasios, de los gastronómicos, del turismo, de los remiseros, del sector de eventos y espectáculos, y de las artes marciales, entre otros rubros que se unieron a la manifestación.

La movilización se concretó en el marco de la fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio que transitan siete departamentos de la provincia: Salta Capital, Orán, Tartagal, Rosario de Lerma, Cerrillos, General Güemes y La Caldera, desde el 21 de septiembre y hasta el próximo 11 de octubre.

Esta determinación fue adoptada por el Comité de Operativo de Emergencia (COE) de Salta, ante el importante aumento de los casos de coronavirus que se registraron en las últimas semanas, que provocaron prácticamente el colapso del sistema de salud en la provincia.

Por ello, todos estos rubros se encuentran cerrados y sin poder desarrollar sus actividades.

Durante la manifestación, los protagonistas aseguraron que la intención es volver a abrir sus puertas el lunes próximo, porque la situación “es desesperante”.

Ramos precisó, además, que “esta lucha es de todos”, y aseguró que “estamos juntos y no nos vamos a soltar las manos”.

Ayer, el gobernador Gustavo Sáenz anunció una inversión de $500 millones para asistir a comerciantes, gastronómicos y gimnasios, entre otros rubros afectados por la pandemia en la provincia, con subsidios para los trabajadores, exenciones y créditos a tasa cero para los empresarios.

En ese marco, el mandatario anunció que se trabaja en los protocolos para tratar de habilitar algunos rubros la próxima semana, aunque aún no hay definiciones al respecto.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp